El burén: donde se cocina la torta de casabe

El embelesamiento ante el orgullo de una vida idealizada

 
Fragmentos literarios : El embelesamiento ante el orgullo de una vida idealizada
 
 


Aún en la sociedades más recalcitrantes, pueden las personas de extraordinario talento en las áreas del saber; definir con verdadera elocuencia lo que representa su suelo y su gente. A la misma vez que pueden mostrar, ante las sociedades de mayor rango; la calidad productiva de los elementos que constituyen sus más preciados recursos. Que talvez, hayan sido ignorados por desconocimiento o por “malas referencias“. Pero también estas mismas personas, pueden al igual que con la “Piedra de Roseta”; descifrar sus intensiones. Para luego corregir, su camino entre sus estilos de vida y sus muy pocas aportadoras; malas costumbres. Con las posibles consecuencias de descubrirse así mismas, en
una dirección equivocada o con un equivocado villano.
No pueden ser muy confiables aquellas sociedades que todo lo que muestran, tiene que ser; “forzosamente” bueno. Todas las sociedades deben saber que los errores siempre tienen como parte positiva; el enmendarse. Aún por más temprano que hayan nacido. Cuando la fuerza de la razón disipa las dudas, que no será en otro momento, sino en aquel donde sus integrantes; en una definitiva mayoría, hayan decidido entre dos caminos o ser de las “mismas” o ser parte de las “otras“. Entoces y sólo entonces, podrán estas sociedades, verse entre ellas mismas; como integrantes de las razas que alcanzaron aglutinarse, al resto de las que hablan su mismo lenguaje,.con sus misma aspiraciones. Es en la unión, donde está la fuerza; concepto que cobra mayor sentido, cuando se intenta equipararse, a lo más cercano; a aquellas sociedades reconocidas como de “alto rango” o “superpotencias”.
Hablamos del sentir conjunto de aquellos que se unen en un mismo lenguaje como una fuerza que los ha de ubicar en una posición de respeto, ante aquellos causantes de su estado servil y de inferioridad en su historia pasada. No se habla tan sólo, de las más grandes dentro de las pequeñas; sino de todas las sociedades, bajo este concepto, sin conderaciones de tamaños. En este nivel, lo que podría considerarse como una aportación a las competencias de correr más, pelear más, brincar más, en sus momentos de entretenimiento; no pasarían de ser, "un día de campo"; entre todas las sociedades envueltas. Porque no existiría dentro de sus arrestos, indicio de inferioridad histórica, cultural o económica, por haberse dotado de la capacidad para el pleno desarrollo de todos sus recursos. Lo que le otorga a su vez, la definición de ser plena e independientemente; desarrolladas. Que haría innecesario la utilización del entretenimiento de tipo competitivo, como un escudo contra la falta de una personalidad impactante; cuando se esté hablando de una verdadera grandeza.
Veámos en fragmentos, las situaciones internas en las sociedades de nuestro ejemplo:

Mayormente ha sido este tipo de entretenimiento, el escudo contra todo lo que causa incomodidad , disgusto o algún grado de inferioridad solapada. No es un hallazgo, que  pueda competir con la aparición del “eslabón perdido”, pero sí; tiene un efecto paliativo que puede, talvez; impedir una acción lamentable en los ámbitos particulares de estas sociedades, de nuestro ejemplo. Porque unido a está aflicción, siempre ha estado la desequibrada oportunidad económica.
Este es un mundo lleno de todo aquello que puede causarle un disgusto; justo antes del segundo posterior, a una alegría. Un mundo, en el que no se debe vivir, sin las consideraciones de tener un resguardo accesible ante una necesidad imprevista. Por desgracia muy pocos piensan en la escasez, cuando se está embriagado con la abundacia. Y mientras más duradera ésta sea, más alta serán las posibilidades de no percibir lo que le puede borrarle la sonrisa; inesperadamente. No es vivir lidiando en cada momento de sus vidas, con esta posibilidad; sino dejar en un lugar seguro aquello que pueda solucionarle el problema. Sin la angustía de poner en riesgo a otros, o quedarse totalmente al descubierto. O sin alternativa ante otra situación seguida e inesperada. Situaciones que muy raras veces, no tienen que ver con dinero. De ahí el hecho, de anhelar practicar algún deporte o desarrollar algún talento; con éxito. Por lo bien cotizado que están, dentro del mundo de las oportunidades económicas. Más que buscar ser un estudiante universitario; aunque algunos pueden mezclar ambas partes.
Este panorama, dentro de las sociedades de nuestro ejemplo; es el que hace realidad la imperante necesidad del entretenimiento, tanto como observador que como participante. El sufrimiento o desesperanza es algo con lo cual no queremos encontrarnos, pero por desgracia no tenemos el poder para solucionarlo antes de que suceda. Por otro lado, no se debe estar sumidos en la esperanza de que algo suceda y aumentar el riesgo. Así que previendo lo humanamente conocido, podemos procurarnos el resguardo ante lo imprevisto. Pero no se debe convertir el entretenimiento y sus protagonistas, en la única alternativa que les dará una posición de prestigio ante las sociedades del más alto rango. No se resuelven los grande problemas de la coexistencia, cantando más, corriendo más, brincando más o peleando más. Es aportando a la capacidad intelectual del conglomerado de todas las sociedades (de las que son parte importante las de alto rango), soluciones que no tengan que repetirse. Cuando no se ha dado la solución, correctamente indispensable.
La vida con todo lo que conlleva el convertirla en verbo, no puede tener como única solución el entretenimiento ante todo lo que les agobia. Ni a sus protagonistas como héroes. Porque más cerca de lo lejos que pueda llegar la imaginación, ellos son seres humanos con todas las debilidades y tropiezos iguales a los que experimentamos todos, excepto para ganarse la vida con suficiente comodidad , respeto y la admiración de ser quién entretiene.
Pero muy lejos de esto, está la solución a una mejor convivencia. Lo anterior sólo aporta al contacto social y al compartir, en un lapso de tiempo; esporádico. Que los deja siempre en sus fronteras, con todas las mismas preocupaciones y con la única solución de gritarlas al viento y que el “eco” se encargue de repetirlas.
 
 
No menosprecio con esto, la aportación; que como en cualquier otro lugar, pueda provenir de cualquier área del entretenimiento. La música por ejemplo, como parte del entretenimiento, ha sido el vehículo a través de cual; se han dado a conocer muchos sociedades; pero no es el maná que como única fuerza puede llevar a las sociedades a ocupar un lugar preferente de poder, entre las que ya los ostentan; porque deben tener más que eso.
Aunque música siempre ha sido, en un grado significativo; necesaria, por lo relajante del poder estar un tiempo sentado viendo o escuchando un espectáculo, que por cierto tiempo los arranca de la rutina; olvidando por el momento su “carga”. O lo que es igual, su responsabilidad. Que nos espera inquieta en la salida. O nos juega una broma de mal gusto en ese preciso momento. Es esa responsabilidad que hemos creado a través del tiempo, en nuestro afán de vida; unido a lo que las sociedades en sus ritmos de vida nos compromete y nuestras necesidades básicas dentro de las mismas, lo reafirman.
Aunque toda esta complejidad de acciones y reacciones sea diseñada por la interrelación con el espacio exterior, no pueden impedir que sean como para éstas, tienen que ser. Esto pertenece a un sistema inimaginable, que es parte del poder terrenal y exclusivo de las sociedades que ostentan el rango de superpotencias y de sus movimientos geopolíticos. La crisis actual de la economía mundial, lo evidencia; cuando nos estamos ahogando, ellos ‘talvez” estén sintiendo el agua en sus pies. Pero, estas son otras fronteras, que para penetrar en ellas con dignidad y respeto, se tiene que ganar primero una batalla interna en las respectivas sociedades de nuestro ejemplo; que los debe dejar unidos en sus propósitos de hacer considerar su presencia, mucho más álla de los” días de campo”.

Por fortuna, estamos viviendo en un “foro” más abierto y permisible, donde una calidad excelente de mano de obra, es indispensable para todos.
Y más aún, para las sociedades que sostienen el “rango más alto” dentro del estílo de vida de todas las sociedades. En la medida en que se haga sentir la calidad de una mano de obra altamente cualificada, dentro de este mundo tecnológicamente competitivo; se estará en el terreno de la competencia, desde donde el orgullo es verosímil.
Por desgracia, la ciencia investigativa carece del apoyo económico que posee el área del entretenimiento. Resultan asombrosas las cantidades exhorbitantes de dinero que generan estas actividades, y cuyos protagonistas obtienen grandes ganancias por sus aptitudes. No se necesita un estudio comparativo entre ambos grupos para determinar quién obtiene la mayor tajada por su trabajo. Los científicos enclaustrados en sus laboratorios, sacrifican la oportunidad de disfrutar más de una vida normal, por su pasión de vencer lo que aparentemente es, invencible. Que los lleva a dedicar más tiempo a la búsqueda de un mejor resultado en lo que están inmerso. Estas instituciones se enfrentan a los retos de condiciones físicas o fisiológicas que aniquilan a millones de seres humanos alrededor de todo el planeta. A estos científicos que viven así, su vida hace verosímil su “heroísmo“.
Pasan gran parte de toda su vida en el anonímato. Luchando por descubrir curas y nuevos paliativos para mejorar las condiciones de salud; que incluye también, dentro de su largo alcance; a los asiduos fanaticos de algún tipo de entretenimiento. La oportunidad que tienen estos héroes a la exposición pública de su trabajo, no pasa de ser alguna reunión de colegas para celebrar y compartir algún éxito, (con excepción de un premio Nobel o algún esporádico especial televisivo ), Y que muy pocas veces tiene una cubierta noticiosa que pueda competir con las de todos los días, de los “ases” del entretenimiento.
No cabe dentro del pensamiento sano y profundo, de mentes intelectualmente productivas; que se relegue su importancia a un lugar que muy bien podría parecer un “atico” , donde los futuros “héroes” de esa área del conocimiento, desempolven; cada vez que puedan necesitar buscar un punto de partida. Esta es su aportación final a la continuación de una preocupación científica, que muy poco podría importar a sus despreocupados recipientes. Sin incluir en esto, sus luchas por conseguir fondos de manos de quiénes muy poco entienden. O ser utilizados en un momento de ayuda, con propósitos de obtención de exposición pública y ventaja proselitista.
( Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
No se refiere esto, a las multimillonarias farmaceúticas, que también investigan y cuyo propósito de existencia son los paliativos; que le producen suficientes ganancias y prominencia. Sino, a aquellos grupos de científicos que investigan mayormente, con su propio patrocinio; buscando darle un carácter más social a la medicina. Tampoco, se refiere a los gobiernos, que se vean como un apéndice alquilado, y que se jacten de que se produce en sus suelos; a la misma vez, que viven temerosos de que en algún momento levanten vuelo, porque ya sus ganancias partieron desde su primer momento
. (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).

No ha sido sólo, el cálido sol el detonante de cierta fatiga de apariencia exhaustiva. Es también el deseo de tomar un descanso, lo que la hace más sentible; a que el cuerpo se rinda; ante este deseo. Cuando la mente se concentra en el esfuerzo como meta para concluir una tarea, ésta se hace cada vez; más pequeña, y termina por terminar. El que está acostumbrado a recibir apoyo desde en un mínimo nivel de esfuerzo, marca éste como punto de detención. Y espera que cada jornada llegada a ese punto, se dé por terminada; independientemente, si se percibe concluída o no.
Existe la indolencia histórica en aquellos que siempre han tenido el amparo para realizar lo que el resto, hace sólo. Lo que los lleva a mirar con indiferencia, todo lo que cuesta mucho trabajo. Por tanto, su inclinación primordial va más encaminada al descanso que al esfuerzo. Es el caso del niño engreído, que al menor grito de malestia, todos corren a socorrerlo. Y el pequeño lo convierte, en su diversión favorita; aunque parezca otra cosa.
No es de estrañar que cuando esto sucede dentro de las sociedades de nuestro ejemplo, entre los hijos y descendientes de protegidos, comiencen a llegar ayudas, en el menor grito de incomodidad. Lo peligroso es, que viviendo bajo las sombras de históricos amparos; les llegue el momento en que se vayan las sombras, y terminen los amparos.
Aunque resulte en una aparente contradicción, al concluir las sombras podrían renacer los esfuerzos innatos de que luchen por su sobrevivencia. Y que emprendan el camino que los llevará de cuadrúpedos a bípedos y de dejar dos de sus extremidades libres para que recolecten; hasta que aprendan a cultivar como todo los seres, que se asombra del haber aprendido a caminar sólos. Pués si es necesario alguna evidencia de su veracidad, sólo miren a un niño cuando da sus primeros pasos, sólo. Y oirán y verán el estridente grito y su enorme sonrisa.
Como ven no todo el trayecto de un arduo camino, está repleto de sufrimientos, porque cumplida una etapa, está la alegría de saber; lo que no sabían antes. Es hermoso el ser llamado con respeto, porque el sonido de esa voz, lleva el mensaje de reconocer el camino que han andado, con todo lo que implica el que esten de pie y orgullosamente parados
.( Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
 
 
Talvez, en los tiempos de paz entre los pueblos guerreros; se transfieran los objetivos de las guerras a los juegos entre grupos. No así, para los pueblos de tradiciónes pacíficas y que se permiten los lujos de poder divertirse en tiempos de guerra. En los primeros, los que no están al frente; están detrás. En los segundos, si son parte de un trabajo militar por contrato del servicio voluntario, en el mejor de los tiempos; pueden desistir cuando han dado su primer tiempo Si responden a la situación de ser territorios del país, que los necesita y éste ostenta un sistema democrático.
Es posible entonces, que los segundos transfieran al juego el objetivo de una guerra ; deseosos de ganar en todo entretenimiento. Guiados por la euforia y la seguridad de que; de todas maneras, si pierden o ganan; es sólo un juego. Aunque podrían llevarlo más allá, para proteger su orgullo. Es sabido que en el furor de una competencia, en la mente de los espectadores; corre la idea de una raza superior en “algo“. Que muy bien puede ser el sueño, de los segundos que todavía no han cruzado las fronteras para su libre determinación. Acto digno de las razas que viven luchando, no aparentando.
( Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
 
 
 
Las sociedades históricamente, se han ido moviendo paso a paso a través de los caminos que le son desconocidos. Es obvio, que la seguridad está en los ya andados. Por esto, caminamos con rápidez por los caminos que ya conocemos. No es característico de estas sociedades, el estancamiento; aún cuando ya han alcanzado un grado avanzado de desarrollo. Talves, porque puedan ser impelidos a moverse por los cambios inesperados que realiza la naturaleza, más que por su propio deseo. La naturaleza cuyo poder es incuestionable e igualmente inmensurable; impele a reunir naciones para confrontarla. Aunque en muchas ocasiones las respuestas no le son convincentes y los continua obligando a canalizar su rumbo, pero no a detenerla. Sólo ella sabe donde detenerse o aplacar su furia. Puede perder terreno temporalmente y muy pocas veces permanentemente. Como ejemplo sabemos que las represas, creadas por el hombre han logrado detenerla ; para luego utilizarla. Así realiza la naturaleza la movilidad de las sociedades. Y en momentos críticos, puede hacer mover un país a otro país . Por tanto, los seres humanos no pueden perder su sentido de lucha y de sacrificio. Este último, es conocido por una gran parte de los miembros de muchas de estas sociedades, cuyos origenes le han asignado el sacrificio como único camino para llegar a donde quieren y pueden. De ahí, que muchos sienten su orgullo; aunque no lo exteriorizan por ser parte íntima de su espíritu de lucha y talvez, de algún grado de humildad.
La experiencia les ha enseñado a separar este tipo de orgullo de aquel que normalmente es exteriorizado por aquellos amantes de la adulación y del exhibicionismo. Lo que aparenta un trasfondo de una ausencia de valores. Y no se cree, que sociedades estables y en su sano juicio, necesiten hacerse sentir de ese modo
. (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).

 
 
Cabe la posibilidad de que no exista algo más abusado, a través de la historia; que las palabras . Palabras como amor, libertad, comprensión y orgullo; por mencionar algunas. Son entre muchas otras, usadas como escudo o parapeto para cargar una mala intención contrario a su verdadero sentido o significado. La conveniencia se ha servido de ellas, hasta para propósitos nobles, aunque pocos honestos. Depende de quién los necesite y de la urgencia de esa necesidad, para que su significado pueda fluir con la naturalidad de su verdadero sentido o significado.
Resulta una perogrullada, el decir que: “si existen grupos que más hayan abusado de las palabras, son los políticos“. Seguidos por los abogados y no muy distanciados ; todos aquellos que dependen del comercio. Estos grupos mencionados, están muy arraigados en sus respectivas sociedades, talvez por el alto número de personas que necesitan para lograr su éxito.
Pero cuando una sociedad, dentro de un grupo de sociedades que comparten un mismo origen grita a voces, determinadas palabras por la necesidad de promocional su orgullo, distorciona los conceptos básicos; convirtiéndolos en etiquetas para promocionarse. No importa donde estén; aunque a sus lugareños tampoco les importe. Esto no pasa de ser, una imprudencia; más que un abuso a la hospitalidad.
En muchos sociedades que la historia las señala como “titanes” de su vida y de su historia, no necesitan de la “estridente gritería” por que sepan quiénes son. Porque todo el mundo, ya lo sabe. Y esto, es lo máximo a que una sociedad puede llegar. Lo que puede producir el efecto , de que sus opuestos que todavía no conocen este nivel de sacrificio, se queden afónicos y con muy poco remedio para poderse escuchar, algún día; y así de claro.
No es buscar en las sociedades, una belleza física que los caracterize o los represente y alimentar un mal concebido orgullo. La naturaleza tiene la tendencia a recogerse a su promedio cuando está en los extremos. Y esto es ley natural y no del hombre. Así que si esto no va acompañado de un nivel de inteligencia distanciado de lo normal, el resultado final podría ser un desastre. Ya sucedió antes, con la llamada “raza aria”con la misma intención anterior. Y su resultado final ya probado, fue de desastre, penas y lamentos. No por los que lo crearon sino por los que lo vieron.
Estas actitudes en pequeñas sociedades pueden ser producto del deseo de reconocimiento, más allá de lo que su historia le permite. Y competir con una cadena de pequeños logros y de poca relevancia, dentro del concepto de grandeza cultural, social, economica y política que representan las sociedades en el rango de super potencias;
es mejor alinearse y competir con sus recursos humanos sin discrimen, hasta crear la dependencia a sus talentos y productividad, hasta que se hagan; lo más necesario posible. Y si esto es así, puede ser una muestra de; por lo que deben sentirse orgullosos. (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
 
 
 
Aunque aparente ser un orgullo el “servicio voluntario“, en algunas sociedades, al ser parte de los movimientos de los partidos políticos; no es menos desinteresado que en aquellas que se trabaja por un salario. Cuando estos hacen uso de influencias para facilitarse algún tipo de servicio, comprar o tener acceso a una educación; con poca o ninguna consideración a los requisitos de ingreso, ya están cobrando. Y su valor en dinero excede a cualquier salario que pudieran devengar. Sin añadir el costo que puedan producir, al extenderlo a su "circulo de relaciones". No es necesario tener un cociente intelectual elevado para saber que todo tiene un costo y que sería sufragado por el erario público de estas sociedades.
La democracia, que permite la participación de las sociedades de forma libre y voluntaria a través del voto individual y secreto, no debe menospreciarse, por el interés económico que sustituye el verdadero interés de la participación “desinteresada” de los interesados y que lleva a una gran parte de los participantes a ostentar poderes que pueden contradictoriamente, hacer daño al verdadero espíritu de la democracia de las mismas. La hipocresía que aquí se destila, también es parte de la ausencia de valores humanos; que con frecuencia y contradictoriamente, insisten en su cultivo. La situación anterior, muy bién podría desalentar; a los que podrían ser buenos servidores públicos voluntarios o asalariados. Y lejos de abonar a una mejor salud mental, termina por engrosar la lista de éstos enfermos.
Los ejemplos deben sostenerse con la conducta asociada a los grandes valores. Sobrentendido está que el “destruir con el rabo lo que se hace con la cabeza” los deja al final del camino, en el mismo lugar donde empezaron. Y con una mayor desconfianza de volver a confiar. Y lo peor de la situación, es que por sus actos ya han sido descubiertos y de igual manera sus métodos de acercamiento; y tal vez, la poca capacidad para revindicarse por el bagaje histórico cuando se ha sido parte heredada de las partes que lo han mantenido a través del tiempo.
¿ Aquí, de qué pueden estar orgullosos? (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
 

 

 
 
La historia evidencia que las sociedades que viven fundamentada, en tan efimeros preceptos de sobrevivencia, tendrán que esperar sobrevivir intactas a la más desvastadora plaga conocida por el hombre; para demostrarle al mundo que poseen más que una ilusión de vida. La vanidad que se cierne sobre las mentes inundadas por las superficialidades, y con la creencia de ser únicas e inimitables; se hacen sentir ante el resto del mundo como su espectáculo de vida, más favorito. Porque le resulta inequívoca su trayectoria hacia la fragmentación logistica de su gente; cuando ya se sabe que andan por todas partes del mundo, que componen todas las sociedades. Que con la posible ayuda de aquellos errantes de otras sociedades cercanas, y con ausencia de lo mínimo; llegen a hacer lo que hacían los nativos de la sociedad recipiente, que tal vez por orgullo; prefieren ir a hacerlo a otros sociedades. Dejando un espacio que eventualmente aportará a su fragmentación interna. Unido al riesgo de quedar, "algún dia en minoria; en sus respectivas sociedades".
Se sabe que no es extraño, que quiénes tienen la necesidad de exciliarse; a donde lleguen no le va a importar aceptar el “rol”que le asignen los recipiente.
¿ Porqué esta complejidad de vida? Cuando una realidad se hace tan transparente como el agua limpia, que sólo necesitan un acuerdo; lo suficientemente significativo, para moverse hacia donde puedan ser otros o ser parte. Cuando se refiere a los sociedades que quieren ser independientes en sus propios asuntos o ser parte integrante de sociedades de alto rango, a los que hemos venido llamando, superpotencias; con todo lo que esto, pueda implicar.
Existe el miedo en aquellas sociedades que han aprendido a caminar tambaleándose por la orilla de un roto, de caer en él. Pero, también han existido a través de la historia; aquellas que han caído y no tardaron mucho tiempo en subir a la superficie. Y no a cualquier lugar en ella, sino donde habían querido desde el principio; pero con miedo. Por no haber aprovechado la oportunidad del sacrificio, para lograr el esfuerzo máximo, que lograron después de caer en el” roto”
La vida provee a las sociedades las suficientes oportunidades de lograr sus aspiraciones, cuando estas, están claras y bien definidas. En concordancia con todas las líneas de pensamientos positivos de todos sus líderes, que han luchado por encontrar el camino y que saben de su existencia. Es aquí también , donde se destila orgullo. Los objetivos que se persiguen en convivencia, sólo le falta una unión de propósitos para que todos se aglutinen en una sola fila y en una misma dirección. El miedo compartido se convierte en fortaleza, porque donde hay fuerza; hay también deseo y sólo necesitan de la dirección para saber que alguién sabe el camino que hay que seguir. Talvez, no se abra el “Mar Rojo”; pero buscarán la forma de hacer un puente
.( Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).

 
 
Cuando existen sociedades en que grupos utilizan la desinformación como medio para confundir, crear inseguridad o restar credibilidad, de lo que dicen o hacen determinadas personas; están usurpando los derechos básicos que otorga la constitución a todos sus ciudadanos; los derechos de expresión y de protección a la dignidad, cuando viven o son parte de una democracia. Aunque para evitar esto, puede ser una solución el que hagan uso del sentido común o que investiguen primero las fuentes primarias; para no caer en el uso de información falsa. Aún así, esto le añade una “carga más‘, al estílo de vida de los individuos que la reciben dentro de estas sociedades, y que dentro de sus respectivas sociedades también desconocen de otros , que con esto; no tienen que lidiar.
Podría resultar más vergonsoso aún, si pueden usar a quién tengan que usar; sin consideración de edades. Las sociedades que tienen el tiempo para gastarlo en hacer daño, posiblemente sea que le sobra el tiempo que otras no tienen, porque lo dedican totalmente, a la producción de cosas positivas y sin propósitos ocultos.
Quizás tengan también, quién le deposite miles de millones anualmente en sus arcas; sin tener que hacer nada.
¿ Qué hace que estas sociedades que así viven, puedan mantener una asombrosa cantidad de su población viviendo ajena a estos malos manejos? Una posibilidad muy bien podría ser, mantener a su asombrosa cantidad de población; inmersa en la diversión y el partidismo político. En sociedades como estas, de nuestro ejemplo, es necesario que existan esas injecciónes en su economías, porque en la euforia que deben vivir; no les sobra tiempo para entender sus ilusiónes de vida. A menos que no le ocurra un incidente aíslado y de efectos catastróficos, que les deje neutralizada sus injecciónes gratuítas y otras ayudas que puedan tener, si exitiera en su paternalismo; un fondo de emergencias. Aunque aún así, podrían sobrevivir aquellos que en ellas viven de lo que nadie sabe y mucho menos sus gobiernos. Además de aquellos que pudieran vivir de actividades ilícitas .
Una posible ayuda, que como pago de parte de sus “beneficiados“; podría aliviar la presión sicológica en esta situación, sería exacerbar a través de los medios de comunicación, cualquier cosa realizada por los naturales de estas sociedades, sin importar la relevancia para sus economías; sino para que eleven sus respectivos orgullos. Que en estas sociedades, de nuestro ejemplo; resulta ser el maná para alimentar sus ilusiónes de vida. Igualmente podrían alimentarlas también, aquellos individuos particulares que han sido beneficiados en detrimento de los que no; y estos a su vez, se dedicarán a pagar su beneficio. Dando servicios de poca calidad o nínguna en todas ellas, a aquellos que no participan de esa imprudencia. Porque así, podrían dejar el mensaje en cada una de ellas de que ‘aquí mandamos nosotros”. Fundamentándolo, talvez ; en sus servicios “voluntarios” a las ideologías partidistas de sus respectivas sociedades. (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).

En sociedades donde existe un apetito voraz por provocar respuestas en determinadas personas , que han sido negativamente promocionadas como que “no ayudan”a las agendas de los grupos de influyentes; y que justifican con esta premisa su influencia para interrumpirles un buen servicio a los clasificados con este “mote“. En realidad no son otra cosa, que “pandilleros”cuando lo hacen contra personas que han servido como integrantes de estas sociedades; mejor, honestamente y por mayor tiempo que ellos mismos. Lo que convierte este acto indecoroso, en un “capricho”; parecido al del jefe de “pandilla “ que no le obedecieron y lucha por salvar su reputación ante los que debe impresionar con su poder.
Se hace impactante y peligroso, que en sociedades que pretenden exhibir los conceptos de una sólida democracia; torpemente escondan intenciones que sólo existen, en aquellas sociedades que han usurpado la libertad de expresión en sus miembros.
Así, que el orgullo lo utilizan como un maquillaje de inexpertos maquillistas, en caras de gentes con intenciones altaneras de equivocada autoridad y de apariencia político partidista. En este grupo de pequeñas sociedades resulta fácil asumir el control por lo suceptibles que son a la presión; cuando se trata de obstaculizar las oportunidades de obtener su sustento y todo lo que esto, pueda implicar como jefes de familias; amparándose en sus influencias.
Estos grupos son numerosos, además de consumidores; dentro de estas sociedades. Lo que posiblemente haga factible, que además de sus influencias políticas; puedan fácilmente lograr, que las actividades económicas; de los “etiquetados” no sean respaldadas por sus integrantes. Lo que dejaria totalmente, al descubierto a todos aquellos votantes y no votantes integrantes de estas sociedades, que no participan del partidismo político, en los que se disputan sus gobiernos; en sus respectivos periódos eleccionarios. Y que tendrán eventualmente, que optar por las únicas dos opciones disponibles de viajes: viajar como todos conocemos, hacia algún otro lugar terrenal o viajar como todos también conocemos, hacia el ‘infinito“; antes del “tiempo natural“
. (Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
No debe sorprender a nadie, que por el porciento tan elevado de consumidores que son también votantes, se pueda inferir las cantidades de personas que pueden controlar estos grupos. Por lo que tan poco es de extrañar, que compañias poderosas se sirvan también de sus influencias. Porque los únicos valores que hacen “sonar sus cajas“, son del tipo económico; lo que deja a suficiente distancia, los valores morales y culturales. Aún cuando puedan exhibir alguna presencia en las actividades sociales que puedan envolver estos valores.
Las situaciones que se dan en este grupo de sociedades de nuestro ejemplo, como se ha visto; rebasan el sentido de moral. Convirtiéndola en algo “sin lo cual” no podrían esconder sus verdaderas personalidades. Porque en el aspecto religioso, aún en estas sociedades, se indica que no son aquellos de su preferencia. Lo que por lo dicho anteriormente, muy poco les importa aquiénes prefieren entender; que el dinero es amo y señor de los ambiciosos, en su más amplio sentido. Y mientras se sientan poderosos como hemos visto; les importa muy poco el acto de humildad de pedir al cielo. Amparados talvez, en que al final del camino; sus actos terrenales les serán perdonados, cuando lleguen al cielo; hacia donde pocas veces han mirado, con esa intención. Que no puede ser otra, que la de referirse a Aquel que la inmensa mayoría de las sociedades claman por su Presencia en sus vidas. Sólo en estos grupos dentro de las sociedades de las que hablamos, podrían pensar que es un acto de humildad para el cual no están preparados todavía. Talvez, poque necesiten de la ayuda de una bancarrota o cualquier pérdida de mayor importancia; por ser no recuperable.
 
Como última carta de su juego, por lo que se ha detectado de sus actos; los grupos de influyentes de estas sociedades, tienen como artillería pesada la utilización de las áreas
de grupos sociales, de familiares distanciados , los expuestos a algún tipo riesgo, y por último; los 360 grado de su relación vecinal inmediata. Esta última técnica de estos grupos dentro de las sociedades de nuestro ejemplo, revela el alto poder de influencias que poseen. Es como quererle empujar por la boca la comida a los que no la quieren o plantarles frente a sus rostros, lo que todavía ellos creen, que estos no entienden o no han visto. Lo que da la impresión de una “puñalada trapera” a las constituciones de sus respectivas sociedades.“.
(Situación a considerar como objetivo de corrección para lograr la unión de propósitos en las sociedades de nuestro ejemplo).
Es de esperar que las bases, donde se fundamentan las escalas de valores de estos grupos; estén en un estado crítico; compartido entre todos sus integrantes. No se puede estar heciendo daño ocultamente, por siempre; sin levantar sospechas, que talvez el miedo; hasta estos momentos, haya sido su aflicción. Lo que haría más "patente", la presión acostumbrada; por estos grupos de influyentes. Una solución posible a esta indebida e indecorosa presión, surgiría de la recopilación de evidencias contra todos aquellos actos que conforman delitos. Para exponerlos por primera vez de su larga existencia en un juicio público. Existe la tecnología necesaria para su recopilación, aún para las sociedades con el mayor número de influyentes de apariencias intocables. Y también existe el tribunal justo que los procese.
Como advertencia, a los desconocedores de estos estilos de vida dentro de estas sociedades de simple apariencia; todo lo dicho anteriormente sientan las bases para que surjan los comentarios que siguen. No guarda ninguna relación confiable, su actividad política, con lo que se acostumbra hacer en secreto; en estas sociedades. Ni tampoco, un espíritu de sacrificio; que los envuelva a todos. Sólo basta con que la evidencia arrope unos cuantos, y comenzarán las abejas a desparramarse al igual que a acogerse a acuerdos de innmunidades.  Acuerdo que en las experiencias anteriores en todas estas sociedades, han reflejado que deberán ser fehacientes con la prueba de cargos y todas las circunstancias relacionadas al momento de la comisión de los delitos envueltos.
Ese poder que exhiben, es aplicable a todo, y sin duda alguna ; a protegerse como abejas a su reina. Si se ha entendido el trasfondo histórico de sus intervenciones indebidas e indecorosas, de estos grupos dentro de estas sociedades; deben tener siempre presente, que este poder les da significativas ventajas. Con la posible ventaja del lado contrario, de que la evolución de los tiempos y los cambios de sus respectivas situaciones, reflejen el resultado; de que estas ventajas no estén en el mejor de sus tiempos, y no resulten en convenientes ventajas. No es lo mismo, estar en estado óptimo de poder que estar en decadencia del mismo o quedar expuestos como aquellos que ya no caben dentro lo que debe ser verdaderamente; una democracia. Si los ojos de la población general en sus respectivas sociedades comienzan a percibir esto, de esta manera; sus días estarán contados. Y los que siempre han guardado distancia, tendrán la oportunida única, de aglutinar sus arrestos posibles; vigilar sus espaldas, evitar lo obvio , usar su sentido común y lanzarse a estos procesos hasta poder limpiar, hasta donde sea posible, a estas sociedades; de estos grupos. Y con esto, de los peores de todos sus venenos : la injusticia del partidismo, el discrimen del partidismo y la usurpación del partidismo de los derechos que son ante todas las sociedades; inalienables.
Para que terminen con esto, sus ilusiones de vida , y se puedan ver tal cual son. Y sino les fuera agradables a sus sentidos lo que han visto; este sería el momento, de que se sientan “todos” por primera vez, verdaderamente “orgullosos” de que sus sociedades están por abandonar sus fantasías de vida. Que al final del camino los dejaría sin identidad reconocida, ante las demás sociedades de alto rango. Que hasta este momento, no tenían porque ‘prestarles ayuda’, más álla de una catastrofe natural.

También por primera vez, una parte conocerá y reconocerá la otra. Todos los integrantes de estas sociedades de nuestro ejemplo; tendrían la oportunidad anciada , de ver lo que siempre han soñado aquellos que lo llevaban en sus corazones desde el principio ; unidos a aquellos que ahora lo ven y lo comparten como un "sueño” hecho realidad. Y con el suficiente liderato, de las ahora renacientes nuevas sociedades; ya capacitadas para ver lo que antes no veían , busquen una dirección con objetivos que la fuerza de la razón los haga justos y razonables para la igualdad incondicional de todo sus integrantes, que unidos en un esfuerzo aglutinado sin excepciones; harán surgir una verdadera vida democrátca real y jamás de apariencia. Sus geografias jamás han necesitado un cambio para ser más bella. Así que sus atractivos seguirán atrayendo a todos los que quieran disfrutar de un lugar hermoso y seguro. Seguridad que como todas las demás cosas, será el compromiso genuino y verdadero de todos; en todas estas nuevas sociedades que ahora se sentirán dueñas del suelo que pisan.
Y eso es, un verosímil orgullo. Separado finalmente, del embelesamiento ante el orgullo de una vida idealizada.

“No llegará muy lejos, aquel que nunca haya sentido; cansancio”.

Autor: cecangpr (B.A.E; M.A.)   (www.cecangpr.com
 


de la democracia

Copyright © 2005-2017
Sostenedor del dominio : cecangpr.com
Administrador cecangpr 
MMV-P.R.